Crianza sin teorías

La evolución de la humanidad y sus inherentes cambios se evidencian incluso en los temas de crianza

nolvadex köpa Y es justo allí, donde los seres humanos, primates evolucionados, nos encontramos muchas veces con una lucha interna:

Regresar a la época de las cavernas o evolucionar, con todo lo que esto implica.

want to buy Seroquel in usa Convertirse en padre, especialmente en madre, nos lleva inexorablemente a investigar sobre todos los temas de crianza.

aiuto e reale autopzionibinarie qualcuno ha provato veramente Y es aquí cuando, con toda esta información, comienza un proceso de REevaluación de creencias, REconocimiento de posturas y establecimiento de nuestra postura particular.

Bésame mucho!

buscar hombres solteros en espana Carlos González, pediatra español de reconocida trayectoria, en su libro “Bésame mucho” expone de manera magistral y con fundamentos de antropología, las costumbres de crianza de los primeros habitantes de la tierra y sus bondades.

binУЄre optionen geld auszahlen Entre sus  postulados, nos comenta:

Coaching para Mamás
Colecho

Dormir con los hijos en la época de las cavernas era un tema de supervivencia; pues de que otra manera podían los padres identificar si alguna fiera entraba a la cueva en la madrugada a devorar a los hijos?.

Siendo así, no podemos catalogar entonces de “mala costumbre” el colecho, nombre que se le otorga a la costumbre de dormir con los hijos.

Vemos entonces como el colecho tiene sus fundamentos y racionales bien argumentados en nuestra historia genética.

Coaching para mamás

González también rescata la importancia de mantener la costumbre de amamantar a nuestros hijos “a demanda”.

Esto,  partiendo de demostrar las diferencias de la composición de la leche de los mamíferos versus otras especies. Y, entendiendo, que la leche materna, como cualquier leche de mamíferos, tiene una cantidad inferior de carga proteica.

Siendo así, podemos entender entonces, por qué se digiere más rápido y por ende la necesidad de nuestras crías de estar constantemente “apegados” al seno materno.

Toda esta exposición que, definitivamente tiene fundamentos de historia y lógica irrefutables,  logra de manera inmediata despertar en cualquier madre, la necesidad imperiosa por ofrecer a sus hijos, todo el amor cosechado por 9 meses.

Pero, qué pasa cuando no se puede cumplir con estos preceptos que son de alguna manera la base del “Deber Ser” de la crianza…? ó

Qué pasa si no se está de acuerdo con este par de preceptos?

La evolución en temas de crianza, hoy en día supone teorías o posturas para cada situación y cada etapa.

Desde el momento del parto comienzan a diferenciarse las posturas y opciones para traer bebes al mundo, que por alguna razón se presentan como opuestas, no complementarias.

La postura del parto humanizado parte de la importancia de:

  • Esperar el momento del parto; es importante esperar las contracciones pues es en ese momento en que el bebé está listo para nacer;
  • Permitir cercanía del padre en el proceso, y que la madre está consciente en cada etapa del proceso,
  • Que el bebé vaya directo a los brazos de la madre al nacer.

Pero que pasa entonces si:

  • Por razones médicas el bebé debe nacer por cesárea?
  • Qué pasa si las clínicas que promueven el parto humanizado no están dotadas de emergencia neonatal, o
  • Sencillamente la madre decide optar por una  cesárea programada.

Son muchas las tendencias que en este tema existen hoy en día.

En algunos casos con posturas tan extremas que llegan a cuestionar y juzgar a una madre, que sólo busca ayuda, apoyo y empatía.

Por qué etiquetar los estilos de crianza?

Coaching para Mamás

Por qué cuestionar cuando el estilo no se adapta a la perfección dentro de alguna de estas tendencias?

Por qué convertir el mas grande amor en una batalla de estilos que mas que promover, excluye?

Una mujer que acaba de dar a luz está asumiendo un proceso de cambio muy fuerte y necesita apoyo, no más presión de la sociedad o de tendencias que responden de manera automática sin detenerse a individualizar la situación.

Cada madre y cada hijo tienen una realidad particular y en un momento especifico.

Jamás una teoría o tendencia puede ser tan soberbia como para no tolerar flexibilidad y ajustes a la realidad de cada familia.

La maternidad en sí misma ya trae consigo múltiples retos como para también enfrentarse con la imposición de adoptar una determinada, o incluso, postura única

En materia de crianza no existen fórmulas perfectas ni teorías exactas

La invitación es a buscar y promover la empatía con cada madre,  finalmente estamos todas unidas con el hilo de amor por nuestros hijos.

Autor entrada: Adriana Alfonzo Herrera

Mujer. Madre. Socióloga. Locutora. Aprendiendo a ser mamá día a día y de la mano de una experta: Camila, mi hija de 6 años. Completamente convencida de que la maternidad, no nos limita como mujeres, nos potencia!

1 thought on “Crianza sin teorías

    Scheffe

    (12 Marzo, 2018 -9:26 pm)

    Pues yo hace que no duermo del tirón con mi pelusilla desde hace ya casi 16 meses. No hemos intentado nada parecido pero igual hay q probar jeje. Hacemos colecho y se duerme tb a la teta siempre y hace más de cuatro despertares todas las noches…es agotador. La verdad es q me da miedo intentarlo y que me lleve bastante tiempo y más insomnio del q tengo acumulado…habrá q esperar a vacaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *